Saltar al contenido

Viva sano para ser feliz parte 1

diciembre 3, 2020
viva sano

Cultive los mejores hábitos alimenticios!

Es tan fácil vivir bien

¿Le ha preocupado alguna vez su salud?

Estando sanos o enfermos, nuestro cuerpo necesita el mejor trato.

¿Es usted consciente de que su salud está en sus manos y que la clase de alimento junto con sus hábitos en el comer, beber, dormir y trabajar determinarán su calidad?

¿Se ha detenido a pensar que la felicidad o la desgracia pueden depender del trato que usted dé a su cuerpo cada día?

Su cuerpo es una maquinaría perfecta y muy bien sincronizada; esa maquinaria se rige por leyes físicas naturales constantes y precisas. Su salud depende del acatamiento a leyes tales como la regularidad, la abstinencia de sustancias y prácticas perjudiciales, la salud mental, el uso apropiado de agentes naturales como el aire puro, el agua, el sol, el ejercicio diario, el descanso y la buena’ alimentación.

HABLEMOS EN ESTA OCASIÓN DE LA ALIMENTACIÓN AMIGOS DE SU CUERPO

Las frutas, las verduras, los cereales integrales, las leguminosas y las oleaginosas, preparados de una manera, sencilla, son los alimentos ideales para quien está sano y quiere conservar su salud y para quien está enfermo y necesita recuperarla. El alimento que usted consume diariamente se convierte en sangre y si su alimento es de la mejor calidad, usted tendrá sangre de calidad que impartirá fuerza y salud a cada órgano y célula de su cuerpo.

¿Le preocupa el cáncer? Hay personas que desarrollan terror al cáncer y desafortunadamente con el correr de los años se encuentran con este flagelo y se sienten indefensas e impotentes.

Pero les tenemos buenas noticias. Aunque de diferentes formas nuestro cuerpo está expuesto a agentes cancerígenos, también es cierto que un sistema inmunológico fuerte puede hacer frente a estos agentes y a muchas enfermedades. Por ello necesitamos poseer un sistema inmunológico fuerte.

Pero, ¿cómo conseguirlo? Factores como la dieta, el ejercido, el estilo de vida, el manejo del estrés ayudan a mantener nuestro sistema inmunológico en las mejores condiciones.

Veamos que clase de alimentación nos protege contra tantas enfermedades que hoy desafían a la ciencia médica.

Su menú diario

Ahora, usted no tiene duda en la necesidad de consumir diariamente, frutas, verduras, cereales integrales, leguminosas, frutos secos (oleaginosas) y agua en abundancia. Pero necesita escoger los mejores alimentos y planear sus comidas cada día. Tenga un desayuno abundante y sustancioso, un almuerzo igualmente importante, una cena liviana.

ITINERARIO ALIMENTICIO

Cuando se levante: tómese uno o dos vasos de agua sola o con medio limón.

DESAYUNO: Es la comida más importante del día. Tenga un desayuno abundante y sustancioso que conste de: un plato de fruta fresca, utilice dos o tres clases de frutas cada día, aproveche las frutas de la región y aquellas que estén en cosecha, una taza de algún cereal bien cocido, los cereales más comunes son: trigo, arroz, cebada, millo, centeno, maíz. Es muy importante que sean integrales o enteros, que no hayan pasado por procesos de refinación y que conserven la fibra y todos sus nutrientes. Cocínelos hasta que estén muy bien cocidos. Esto puede requerir una o dos horas. Aderecelos con una leche vegetal y endulce con fruta fresca al momento de servir.

Una oleaginosa (semilla), puede consumirse en forma natural, ya sea como mantequilla, crema o leche.

Las oleoginosas más comunes son ajonjolí, almendras, nueces, maní, coco… consúmalas en poca cantidad. El pan, los waffles, las galletas o las arepas deben ser preparadas con cereales integrales.

ALMUERZO: El almuerzo puede contar de: un plato de ensalada cruda. Utilice dos o tres clases de verduras y varíelas cada día. Reemplace el vinagre aderezando con limón, hierbas naturales como: perejil cilantro, orégano, albahaca, hierba buena, menta, aceite de oliva.

Una taza de vegetales cocidos al vapor. Incluya cada día dos variedades una de color amarillo (auyama o zanahoria) y otra verde «espinaca, acelgas, brócoli, calabacín, habichuela, arvejas tiernas, espárragos». Aproveche los vegetales disponibles de la región donde usted vive. Las hojas verdes son una buena opción de vegetales. Una porción de grano leguminosas tales como: frijoles, lentejas, garbanzos, arvejas, soya» Este puede ser tierno o germinado.

Una porción de un cereal integral: arroz integral, millo, cebada, maíz. O un tubéráló «ñame, papa, yuca» CENA: La cena debe ser muy liviana, consuma una porción de fruta o una tostada integral. O tómese un jugo o un extracto del vegetal o la fruta que mejor le convenga y apetezca. Los zumos son una buena opción. Cene varias horas antes de acostarse. Si usted tiene sobrepeso, le recomendamos que no cene.

ENTRE COMIDAS: Entre el desayuno y el almuerzo y la cena, no coma nada, solo tome suficiente agua pura. Mantenga su orina pálida mediante el consumo de agua. Deje de tomarla una hora antes de las comidas y dos horas después de éstas.

NOTA: La correcta hidratación del cuerpo le dará más resistencia física y será un remedio contra continuos dolores de cabeza.

Es inmensa la variedad de alimentos ricos en Vitamina A, no desprecie las lechugas, las coles, las espinacas, las zanahorias, los melones, los pimentones rojos, las batatas y muchos más alimentos ricos en vitamina A y beta-carotenos. ¿Y qué del color rojo de las fresas y los tomates? Este color es debido al licopeno, que previene, el cáncer de próstata.

Al igual que la vitamina A, los alimentos ricos en vitamina C y E son antioxidantes y protegen nuestro cuerpo de los efectos tóxicos de los radicales libres. Una dieta pobre en vitamina C y antioxidantes, en combinación con otros factores como el fumar, dejan desprotegida a una persona para adquirir y aún transmitir, a sus próximas generaciones, enfermedades hereditarias tales como la leucemia. ¿Dónde encontrar la vitamina C entonces? En los pimentones rojos y verdes, en el jugo fresco de naranja, en las coles de bruselas, las toronjas rojas y rosadas, las fresas, el brócoli, las frambuesas, las moras, el tomate, el repollo, papas horneadas y los bananos. Tampoco descuide su piel, ella tiene muchos enemigos que la han hecho vulnerable al cáncer. Pero la naturaleza ha provisto su protección por medio de la vitamina E, los alimentos ricos en esta, bloquean la formación de sustancias cancerígenas. El germen de trigo, girasol, almendras, soya, aceite de oliva, las espinacas cocidas y las hojas de mostaza, son fuentes de esta vitamina.

Ahora usted dirá: muy sencillo tomaré suplementos. Pero le sugerimos que acuda a las fuentes naturales de estas vitaminas, como son los alimentos ricos en ellas. Además de la riqueza en vitaminas, los alimentos cuentan con un gran número de sustancias protectoras diseñadas especialmente para el sostenimiento y la preservación de la vida humana.

Los Antioxidantes

Quien hubiera pensado que ese intenso color amarillo de la zanahoria, la auyama, las naranjas, es muestra del beta caroteno, precursor de la vitamina A en el cuerpo, que previene el cáncer. Los antioxidantes son sustancias protectoras que se encuentran en alimentos ricos en vitamina A, E y eliminan los «radicales libres» sustancias que oxidan y envejecen el cuerpo. Los antioxidantes también ayudan a mantener las arterias limpias permitiendo así un flujo total de sangre.

Los Reyes y Las reinas de los antioxidantes

Frutas:

Fresas, ciruelas negras frescas, naranjas, uvas rojas y blancas, kiwis, toronjas rosadas, bananos, manzanas y tomates

Vegetales:

Ajos, espinacas, coles de bruselas, germinados de alfalfa, brócoli, remolacha, pimentones verdes y rojos, cebollas y maíz.

FITOQUÍMICOS MEDICAMENTOS NATURALES EN SU COMIDA

¿Ha oído hablar de los fitoquímicos? como su nombre lo indica, son químicos que se encuentran en las plantas, hay muchas plantas y alimentos que poseen propiedades y sustancias de las cuales aún se han extraído medicamentos que usted consigue en la farmacia…

Las frutas y las verduras también tienen bioquímicos que combaten enfermedades y ayudan a prevenir el cáncer y las infecciones.

LA FAMILIA DE LAS COLES

  • El repollo, las coles de bruselas, la coliflor, y en general todas la coles, son combatientes del cáncer.
  • Quien consuma cualquiera de estos alimentos aunque sea una vez por semana tiene menos probabilidades (dos tercios menos) de adquirir cáncer de colon que quienes lo consuman una vez al mes.
  • Quienes coman fruta una vez por semana, reducen el riesgo de adquirir cáncer en los pulmones.
  • La cebolla puede prevenir el cáncer de estómago.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies