Saltar al contenido

Prepárate para venir al encuentro de tu Dios

marzo 15, 2021
Preparate para el encuentro con tu DIOS

Bienaventurados los de limpio corazón, por que ellos verán a Dios (Mateo 5:8; Salmo 24:4)

Bienaventurados los que tienen hambre y sed de justicia, porque ellos serán saciados (Mateo 5:6).

Entonces aparecerá la señal del hijo del hombre en el cielo; y entonces lamentarán todas las tribus de la tierra y verán al hijo del hombre viniendo sobre las nubes del cielo con poder y gran gloria (Mateo 24:30)

La salvación es por gracia y fe en el Señor Jesucristo, pero el indica que su amor es genuino y fruto del Espíritu Santo eso es obedecer los mandamientos de Dios (Efesios 2:8-9).

Si me amaís, guardad mis mandamientos (Juan 14:15).

La Santa Ley De Dios Segur Las Sagradas Escrituras Ando 20:3-11

  1. No tendrás dioses ajenos delante de mi.
  2. No te harás para ti imagen de escultura, ni figura alguna de las cosas que hay arriba en el cielo ni abajo en la tierra, ni en las que hay en agua debajo de la tierra. No las adorarás ni rendirás culto, yo soy el Señor Dios tuyo y fuerte, el celoso, que castiga la maldad de los padres en los hijos hasta la tercera y cuarta generación de aquellos dijo, que me aborrecen; y que uso de misericordia hasta millares de generaciones con los que aman y guardan mis mandamientos.
  3. No tomarás en vano el nombre del Señor tu Dios, porque no dejará el Señor sin castigo al que tomaré en vano el nombre del Señor Dios tuyo.
  4. Acuérdate de santificar el día del sábado. Los seis días trabajarás y harás todas tus obras. Más el séptimo día sábado o fiesta del Señor Dios tuyo. Ningún trabajo harás en él, ni tu, ni tu hijo, ni tu hija, ni tu criado, ni tu criada, ni tu bestia de carga, ni el extranjero que habita dentro de tus puertas o poblaciones. Por cuanto el Señor en seis días hizo el cielo y la tierra y el mar, y todas las cosas que en ellas hay, y descanso el séptimo día por esto bendijo el Señor el día sábado y lo santificó.
  5. Honra a tu padre y a tu madre para que vivas largos años sobre la tierra que te ha de dar el Señor Dios tuyo.
  6. No matarás
  7. No fornicarás
  8. No hurtarás
  9. No levantarás falso testimonio contra tu prójimo
  10. No codiciarás la casa de tu prójimo, ni desearás su mujer, ni esclavo, ni esclava, ni buey, ni asno, ni cosa alguna de las que le pertenecen

Tomado de la biblia católica del obispo Félix Torres Amat «Bienaventurados los que guarden sus mandamientos»

Los Diez Mandamientos Según la Tradición

Tomado del Catecismo Católico

Tomado del Catecismo del P. José Deharbe

  1. Amar a Dios sobre todas las cosas
  2. No jurar su santo nombre en vano
  3. Santificar las fiestas
  4. Honrara padre y madre
  5. No matar
  6. No fornicar
  7. No robar
  8. No levantar falso testimonio ni mentir
  9. No codiciar la mujer de tu prójimo
  10. No desear los bienes ajenos

(Apocalipsis 22:14)

¿Sábado o domingo?

Las escrituras señalan solo día de reposo: Sábado (Exodo 20:8-11)

El domingo en el nuevo testamento

Es importante notar que ninguno de los textos en que aparece el domingo, se indica que hay que santificarlo.

Estas son todas las ocasiones en que se alude al domingo. S. Mateo 28:1; Marcos 16:1-2; Lucas 24:1 (23:54=56) Juan 20: 1-19; Hechos 20:7; 1 Corintios 16:2

El Sabado en El Nuevo Testamento

  1. No solo aparece como día de reuniones, sino que se indica expresamente que fue santificado.
  • Costumbre de Jesús (Lucas 4:16)
  • María lo guardo conforme al mandamiento (Lucas 23:54-56)
  • Es el día del Señor para el hombre (Marcos 2:27-28)
  • San Pablo se reunió con los judíos: Hechos 13:14, con los judios: Hechos 13:42; era su costumbre: Hechos 17:2 y 18:1-4, 11

El hecho de que no se discuta en el nuevo testamento el cambio del sábado al domingo es la prueba más grande de que tal cambio nunca se llevó a cabo. Dios no hará sin anunciarlo a través de sus siervos los profetas (Amos 3:7)

«¿y en que parte de las sagradas escrituras se dice que haya que santificarse el domingo?» En ninguna, por el contrario, en Exodo 20:8-11 dice, acuérdate del día sábado para santificarlo, seis días trabajarás y harás todas tus obras, pero el séptimo es día de reposo consagrado a Yavé, tu Dios».

Además en ninguna parte de los evangelios se encuentra el mandato de Jesús: «santificad el domingo en el lugar del sábado….»

(Pbro. Fernando Carballo, en protestantismo y Biblia página 71, ediciones paulinas, Buenos Aires)

Que dice nuestro Señor Jesucristo

«El que tiene mis Mandamientos, y los guarda, ese es el que me ama…» (San Juan 14:21).

La santa ley de Dios no fue cambiada,. ni podrá serlo. (Mateo 5:17-19), Dios no cambia (Malaq No autorizo a cambiar los mandamientos de Dios por tradiciones (Mateo 15:3)

La adoración en base a tradiciones que dejan de lado los mandamientos de Dios no sirven (Marcos 7:6-7)

Es nuestro deber obedecer a Dios ante los hombres (Hechos 5:29).

El apóstol Juan escribe: «el que dice: Yo conozco , y no guarda sus mandamientos, el tal es mentiroso, y la verdad NO esta en el» (1 Juan 2:4).

El Sabado

El Gran Asunto De La Verdad Presente

Y santificad mis días de reposo, y sean por señal entre mi y vosotros, para que sepáis que yo soy vuestro Dios (Ezequiel 20:20)

«Vi volar por en medio del cielo a otro ángel, que tenía el Evangelio eterno para predicar a los moradores de la tierra, a toda nación, tribu, lengua y pueblo, diciendo a gran voz: temed a Dios y dadle gloria, porque la hora de su juicio ha llegado; y adorad a aquel que hizo el cielo y la tierra, el mar y las fuentes de aguas» (Apoc. 14:6-7)

Si se presta atención a este mensaje, inducirá a cada nación, tribu, lengua y pueblo a examinar cuidadosamente la palabra, y los conducirá a la
verdadera luz concerniente al poder (Daniel 7:20-25; Apoc. 13:18) que ha cambiado el séptimo día de reposo (sábado) por un falso día de reposo (Domingo).

El único Dios verdadero ha sido olvidado, su ley ha sido descartada, y el Sábado sagrado ha sido pisoteado en el polvo por el hombre pecador. El cuarto mandamiento tan claro y explícito, ha sido ignorado (Isaías 58:13)

El monumento del sábado, que expresa quien, es el Dios viviente, el creador de los cielos y la tierra (Gen. 2:3) ha sido derribado y en su lugar se ha dado al mundo un día de reposo falso que no podría constituir una norma verdadera (Mateo 5:17-18)

Cristo vino a nuestro mundo para presentar el carácter de Dios como esta representado en su Santa ley, porque su ley es una copia de su carácter. Cristo era tanto ley como Evangelio (Romanos 7:12-13)

El ángel que proclama el Evangelio eterno proclama también la ley de Dios; porque el Evangelio de Salvación que es por gracia y fe en el Señor Jesucristo inducirá a los hombres a obedecer la ley mediante la cuál los caracteres son formados a la semejanza divina (Efesios 2:7-8)

En Isaías 58:13-14, el profeta declara: «Respeta el día del sábado, no te dediques a tus negocios en mi Día Santo. Considera este día santo del Señor y digno de honor, hónralo no dedicándote a tus asuntos, ni buscando tus intereses y haciendo negocios…

Y yo te llevaré en triunfo sobre las alturas del país y te haré gozar de la herencia de tu padre Jacob.

El Señor mismo lo ha dicho» (Versión Dios Habla Hoy).

La segunda venida de cristo

La segunda venida de Cristo es la esperanza bienaventurada del cristiano, como la llama el apóstol Pablo. Las Sagradas Escrituras lo exponen, directa o indirectamente, más de trescientas veces. Figura en el credo de católicos y protestantes. Las profecías que anticiparon el levantamiento y la caída de los grandes imperios o naciones a través de los siglos la anuncian como el acontecimiento culminante de la historia. Su enorme importancia merece nuestra más detenida consideración.

Los ángeles y los apóstoles la proclamaron

Al ascender Cristo, ¿Cómo se prometió su regreso?

«Y estando ellos con los ojos puestos en el cielo, entre tanto que él se iba, se pusieron junto a ellos dos varones con vestiduras blancas, los cuales les dijeron:

«Galileos ¿por qué estáis mirando al cielo? Este mismo Jesús, que ha sido tomado de vosotros al cielo, así vendrá como lo habéis visto ir al cielo» (Hechos 1:10,11)

¿Cómo expresó el apóstol Pablo esta esperanza?

«Mientras aguardamos la esperanza bienaventurada y la manifestación gloriosa de nuestro gran Dios y Salvador Jesucristo» (Tito 2:13)

¿Cuál es el testimonio del apóstol Pedro respecto a la venida de Cristo?

«No os hemos dado a conocer el poder y la venida de nuestro Señor Jesucristo siguiendo fábulas artificiosas, sino como habiendo visto con nuestros propios ojos su majestad» (2 S. Pedro 1:16)

¿Por qué muchos no estarán preparados para este acontecimiento?

«Pero si aquel siervo malo dice en su corazón: «Mi señor tarda en venir», y comienza a golpear a sus consiervos, y aún a comer y a beber con los borrachos, vendrá el señor de aquel siervo en día que este no espera, y a la hora que no sabe, y lo castigará duramente y pondrá su parte con los hipócritas; allí será el lloro y el crujir de dientes» (S. Mateo 24:48-51)

¿Estamos preparados para aceptar, firmemente los mandamientos de Dios y la fé de Jesús?

El Señor Jesús viene pronto, él espera que usted se esté preparando para recibirlo.

«El Señor entregó a Moisés dos tablas de piedra con los diez Mandamientos escritos con el dedo mismo de Dios» (Éxodo 31:18)

¿Qué estará haciendo el mundo cuando venga Cristo?

«Pero como en los días de Noé, así será la venida del Hijo del hombre, pues como en los días antes del diluvio estaban comiendo y bebiendo, casándose y dando en casamiento, hasta el día en que Noé entró en el arca y no entendieron hasta que vino el diluvio y se los llevó a todos así será también la venida del Hijo del hombre» (Mateo 24:37-39)

«Así mismo como sucedió en los días de Lot, cuando comían, bebían, compraban, vendían, plantaban, edificaban, pero el día en que Lot salio de Sodoma llovió del cielo fuego y azufre y los destruyó a todos. Así será el día en que el Hijo del hombre se manifieste» (S. Lucas 17:28-30)

¿Quién ciega a los seres humanos para que no capten ni aprecien el evangelio dé Cristo?

«A quienes el dios de este mundo (satanás) les cegó el entendimiento, para que no les resplandezca la luz del evangelio de la gloria de Cristo, el cual es la imagen de Dios» (2 Corintios 4:4)

¿A quienes se promete una corona de justicia?

«Yo ya estoy próximo a ser sacrificado. El tiempo de mi partida está cercano. He peleado la buena batalla, he acabado la carrera, he guardado la fe. Por lo demás, me está reservada la corona de justicia, la cual me dará el Señor, juez justo en aquel día; y no solo a mi, sino también a todos los que aman su venida» (2 Tim. 4:6-8).

¿Qué dirán los que le esperen, cuando Jesús venga?

«Se dirá en aquel día: «¡He aquí, este es nuestro Dios! Le hemos esperado y nos salvará. ¡Este es Jehová, a quien hemos esperado! Nos gozaremos y nos alegraremos en su salvación» (Isaías 25:9).

¿Ha sido revelado el tiempo exacto de la venida de Cristo?

«Pero del día y la hora nadie sabe, ni aún los ángeles de los cielos, sino solo mi Padre (S. Mateo 24:36).

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies