Saltar al contenido

Las señales del fin ante nuestro ojos

noviembre 20, 2020
los 4 jinetes

Cristo anuncia las señales de su venida. Declara que podemos saber cuando está cerca, aún a las puertas. Dice de aquellos que vean estas señales: «no pasará esta generación, sin que todas estas cosas acontescan.» Estas señales han aparecido. Podemos saber con seguridad que la venida del Señor está cercana. Mateo 24:32,33.

Cristo volverá gloriosamente ‘a ésta tierra. La Biblia enseña que nadie sabe el momento exacto del regreso de Jesús, pero por las muchas señales cumplidas, sabemos que ese glorioso día está cerca.

Así como en las carreteras hay carteles indicadores, Dios ha colocado en la carretera de la historia, señales que indican la proximidad del advenimiento de Jesús.

El tiempo de la venida de Jesús

1. ¿Qué seria pregunta hicieron los discipulos de Jesús acerca de su regreso?

«Y estando él sentado en el monte de los Olivos, los discípulos se le acercaron aparte, diciendo:pinos, ¿cuándo serán estas cosas, y qué señal habrá de tu venida, y del fin del siglo?» Mateo 24:3.

2. ¿Se sabe la fecha del regreso de Jesús?

«Nadie sabe el día ni la hora, ni aún los ángeles del cielo, sino mí Padre solo.» Mateo 24:36.

3. Entonces, ¿cómo podremos saber cuando vendrá Cristo?

«Vosotros, hermanos, no estáis en tinieblas, para que aquel día os sorprenda como ladrón.»1 Tes. 5:4.

El propósito de Dios en las Calamidades Calamidades

Dios tiene un propósito al permitir que ocurran estas calamidades. Son uno de sus medios para llamar a los hombres y mujeres a despertar por medio del arrepentimiento y reflexión. Mediante fenómenos insólitos atravéz de la naturaleza, Dios expresará a los incrédulos agentes humanos, aquello que ha revelado claramente en su Palabra, para que teman y tiemblen ante Él.

Señales del regreso de Jesús

4. ¿qué condiciones políticas acaecerían?

«Oiréis de guerras y rumores de guerras… Porque se levantará nación contra nación, y reino contra reino…» Mateo 24:6,7.

TEMOR: «Los hombres desfallecerán por el temor y la expectación de las cosas que sobrevendrán en la tierra…» Lucas 21:26.

BUSQUEDA DE LA PAZ: «Que cuando digan: Paz y seguridad, entonces vendrá sobre ellos destrucción repentina, como los dolores a la mujer encinta, y no escaparán.» 1 Tesalonicenses 5:3.

5. Qué Desastres Sucederán Antes Del Fin?

«…y habrá pestes, y hambres.» Mateo 24:7.

Nota: Literalmente muerte, enfermedad contagiosa o infecciosa, que alcanza proporciones de epidemia. (Lucas 21:11).

Movimientos cismicos: «y habrá grandes terremotos.» Lucas 21:11.

Problemas ecológicos: «los que destruyen la tierra.» Apocalipsis 11:18.

6. ¿Qué creciente decadencia social prevalecerá?

«Por el aumento de la maldad, el amor de la mayoría se enfriará.» Mateo 24:12.

Búsqueda desenfrenada de placeres y riquezas:

«Vuestro oro y plata está enmohecido, habéis vivido en deleites.» Santiago 5:1-6.

Tiempos peligrosos, degradación del carácter humano:

«En los últimos días días vendrán tiempos peligrosos… Habrá hombres avaros… Ingratos.» 2 Tim. 3:1-5.

EN LOS DÍAS DE NOÉ: La abrumadora mayoría se oponía a la verdad y estaba prendada de una trama de falsedades. La tierra estaba llena de violencia, guerras, crimen, asesinatos estaban a la orden del día. Así será también antes de la segunda venida de Cristo. Mateo 24:38,39.

La tierra estaba llena de violencia, guerras, crimen, asesinatos estaban a la orden del día. Así será también antes de la segunda venida de Cristo. Mateo 24:38,39.

LOS GREMIOS LABORALES: Son incitados tupidamente a la violencia, sino se satisfacen a sus demandas.

7. ¿QUÉ SEÑALES ASTRONÓMICAS HABRÁ? Perturbación de los astros: «El sol se oscurecerá y la luna no dará su resplandor, las estrellas caerán del cielo, y los poderes del cielo serán sacudidos.» Mateo 14:29.

El oscurecimiento del sol tuvo lugar el 19 de mayo de 1780, en el noreste de los Estados Unidos.

Lo calda de las estrellas ocurrió el 18 de noviembre de 1833.

¿QUÉ CONDICIONES RELIGIOSAS HABRÁ?

«Se levantarán falsos cris tos y falsos profetas.» (Mateo 14:24); Y habrá falsos milagros.

BURLADORES: «En los últimos días vendrán burladores.» 1 Pedro 3:3.

RELIGIOSIDAD APARENTE: «Tendrán apariencia de piedad» 2 Timoteo 3:5.

APOSTASÍA: «En el último tiempo, algunos apostatarán de lo fe, escuchando a espíritus engañadores, y a doctrinas de demonio.» 1 Timoteo 4:1.

MANIFESTACIÓN DEL HOMBRE DE PECADO: Antes que de que los hermanos pudieran esperar lo segunda venida de Cristo. Debía manifestarse el hombre de pecado, y hacer su obra de ensalzamiento y blasfemia. Ese gran suceso debía ser precedido par una apostasía. Apocalipsis 13:4.

Pablo afirmó: «Nadie os engañe en ninguna manera; porque no vendrá sin que antes vengo lo apostasía, y se manifieste el hombre de pecado, el hijo de perdición, el cual se opone y se levanta contra todo lo que se llama Dios o es objeto de culto; tonto que se siento en el templo de Dios como Dios, haciéndose pasar por Dios. 2 de Tesalonicenses 2: 3,4.

Aparece este hombre de pecado y manifiesta ante el mundo que él ha cambiado la ley de Dios, y que el primer día de la semana (domingo), es ahora el día de reposo, y no el séptimo día (Sábado), profesando infabilidad, y exige el derecho de cambiar la ley de Dios, para adaptarla a sus propios fines. Al hacerlo, se exalta por encima de Dios. Pero Cristo declaró que ni una jota, ni una tilde, perecerían de la ley mientras los cielos y lo tierra permanecieran. Lo obro que él vino a hacer fue precisamente exaltar esa ley, y mostrar o los mundos creados y al cielo, que Dios es Justo, y que su ley no necesita ser cambiada. Salmos 39:34; Mateo 5:17

Pero aquí está el hombre que es la mano derecha de satanás, listo paro continuar la obra que satanás comenzó en el cielo. Y esto es, tratar de enmendar la ley de Dios. Y el mundo cristiano ha aprobado sus esfuerzos adoptando este hijo del papado: la institución del domingo lo han prohijado, y continuarán haciéndolo.

Luego se decretará una ley contra el dio de reposo de lo creación de Dios (sobado), y entonces será que Dios hará su obra extraña, su extraña operación en la tierra. Isaías 28:21.

Dios ha tolerado por largo tiempo la perversidad de la raza humana. Ha trotado de ganarselos; pero llegará el tiempo cuando llenarán la copa de su iniquida, y entonces Dios «tupirá. Este tiempo CASI HA LLEGADO. (Apocalipsis 15:1).

Dios lleva un registro de las naciones y los calculas han aumetado contra ellos en los libros del cielo; y cuando se decrete una ley de que la transgresión del primer día de la semana (domingo) sea castigada, entonces su COPA ESTARÁ LLENA. Apocalipsis 14:9.

LÍMITE A LA PACIENCIA DE DIOS

Con infalible exactitud, el Ser Infinito sigue llevando una cuenta con todas las naciones. Mientras ofrece su misericordia, con invitaciones al arrepentimiento, esto cuenta permanece abierta; pero cuando las cifras llegan o cierta cantidad que Dios ha fijado, comienza el ministerio de su ira. Apocalipsis 18:1-4. Dios mantiene una cuenta con las naciones… Cuando llegue plenamente el tiempo en que la Iniquidad haya alcanzado el limite declarado de lo  misericordia de Dios, su paciencia cesará. Cuando las cifras acumuladas en los registros del cielo indiquen que está completo la sumo de la transgresión, la ira vendrá. Salmos 119:126.

Mientras la misericordia de Dios tiene mucha paciencia con el transgresor, hay un limite más allá del cual los hombres no pueden seguir en sus

9. ¿QUÉ DEBE OCURRIR ANTES QUE CRISTO VENGA?

«Este evangelio del reino será predicado en todo el mudo, para testimonio a todas las naciones, entonces vendrá el fin.» Mateo 24:14.

¿EN QUÉ TIEMPO ESTAMOS?

10 ¿POR QUÉ CRISTO NO HA VENIDO AÚN? «El Señor no retarda su promesa, según algunos la tienen por tardanza, sino que es paciente para con nosotros, no queriendo que ninguno perezca, sino que todos procedan al arrepenti­miento.» 2 Pedro 3:9.

SE EXPLICA LA DEMORA

La larga noche de lobreguez es angustiosa, pero se posterga la mañana por misericordia, porque si el Maestro viniese muchos serían encontrados sin preparación. Mateo 25:1-10.

LOS EVENTOS VENIDEROS. ESTÁN EN LA MANOS DEL SEÑOR

El mundo no está sin gobernante. El programa de los acontecimientos venideros está en las manos del Señor. La Majestad del cielo tiene a su cargo el destino de las naciones, como también lo que concierne a su iglesia. El salmista escribió:

«Dios es nuestro amparo y fortaleza, Nuestro pronto auxilio en las tribulaciones. Por tanto, no temeremos, aunque la tierra sea removida, Y se traspasen los montes al corazón del mar; Aunque bramen y se turben sus aguas, y tiemblen los montes a causa de su braveza.» Sal. 46:1-3.

EL CIELO LO DIO TODO

Muy pronto no habrá más señales ni advertencias que nos lleven a despertar y buscar a Dios para arrepentimos y prepararnos. NO HABRÁ OTRO TIEMPO DE GRACIA EN EL CUAL SE PUEDA BUSCAR A DIOS, el cielo lo dio todo para nuestra salvación, pero cuando más Dios extiende su misericordia, la raza humana más se hunde en el pecado y la rebelión.

!DIOS MIO, DIOS MIO¡ DESPIERTANOS

Que extraño que la humanidad sea tan ciega frente a las imnumerables advertencias de las Escrituras, con respecto al regreso de nuestro Señor!. Pero Jesús mismo nos dice que apesar de la abundancia de señal de retorno, los insensatos continuaran en e I camino, totalmente inconscientes de los e gros que los asechan. Es exactamente lo que sucede hoy.

«Porque he aquí que ‘nieblas cubrirán la tierra, y oscuridad las naciones; mas sobre ti amanecerá Jehová, y sobre ti será vista su gloria.» Isaías 60:2. «He aquí vienen días, dice Jehová el Señor, en los cuales enviaré hambre a la tierra, no hambre de pan, ni sed de agua, sino de oír la palabra de Jehová. E irán errantes de mar a mar; desde el norte hasta el oriente discurrirán buscando palabra de Jehová, y no la hallarán. En aquel tiempo las doncellas hermosas y los jóvenes desmayarán de sed.» Amós 8:11-13.

¿Qué debo hacer?

  1. «Buscad a Jehová mientras puede ser hallado, llamadle en tanto que está cercano. Deje el impío su camino, y el hombre inicuo sus pensamientos, y vuélvase a Jehová, el cual tendrá de él misericordia, y al Dios nuestro, el cual será amplio en perdonar.» Isaías 55:6,7.
  2. Estar continuamente preparado y velando. «Velad, pues, porque no sabéis a qué hora ha de venir vuestro Señor.» «…estad preparados; porque? el Hijo del Hombre vendrá a la hora que no pensáis!’ Mateo 24:42-44.

«Por tanto, no durmamos como los demás, sino velemos y seamos sobrios.» 1 tesalonicenses 5:6.

  1. Mantenerme preparado para recibir al Señor. «Por lo cual, oh amados, estando en espera de estas cosas, procurad con diligencia ser hallados por él sin mancha e irreprensibles, en paz.» 2 Pedro 3:14. «Y todo aquel que tiene esta esperanza en él, se purifica a sí mismo, así como él es puro.» 1 Juan 3:3

Si desea más información contáctenos en:

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies